Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 

DISFRUTAR EL HOY
 
Los sentimientos de culpa son un cáncer del espíritu. Es nocivo culparse a sí mismo o a los demás.
 
Es bueno reconocer los errores, pero sin estancarse en el ayer con severas acusaciones.
 
Cree en la fuerza liberadora del PERDÓN.
 
Dios es perdón y «no lleva cuentas del mal». La culpa ya no mejora el pasado, pero si daña el presente y oscurece el porvenir.
 
Culparse por las fallas del pasado es enterrarse en vida. Perdónate a tí mismo y deja el lastre de tus yerros.
 
Ama cada día más para progresar, pero no te acuses, no seas masoquista.
 
La culpa es un viaje inútil al pasado. Si hoy lloras por lo que hiciste ayer, mañana tendrás que culparte por las energías malgastadas hoy.
 
«Si de noche lloras por el sol, no podrás admirar las estrellas».
 
Disfruta el ahora que vives sin recriminarte o recriminar a otros por lo que ya pasó.
 

 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |