Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 
Cómo veo la Iglesia de Chihuahua
 
Por Lourdes Terrazas
 
Me siento parte viva de esta Iglesia, a la que no encuentro tan viva ni tan activa como debería ser.
 
¿Cómo veo la Iglesia de Chihuahua? Dormida, paralizada, en agonía, posiblemente en terapia intensiva y en algunos aspectos muerta. ¿Qué sucede?
 
Querida Iglesia de Chihuahua:
 
¿Dónde están tus sacerdotes? Los que te dieron vida y vigor y te conducían:
 
-Con el amor de una vida consagrada al servicio de la grey.
-Con la autoridad de una fidelidad inquebrantable a su conciencia y en obediencia a la Palabra de Dios: "Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva de la salvación”.
-Con la riqueza de una larga experiencia pastoral.
 
¿Dónde están esos pastores?
 
-Han sido desplazados.
-Han sido aislados, marginados, y nuestras comunidades, carentes de alimento sustancioso, andan como ovejas sin pastor.
-Otros han cambiado de diócesis.
-Otros tuvieron que emigrar al extranjero.
-Otros dejaron con dolor el ejercicio de su ministerio.
 
Querida Iglesia de Chihuahua:
-¿Dónde están tus laicos?
-¿Tienen aún conciencia de que son miembros vivos del Cuerpo de Cristo y que Cristo es su cabeza? ¿Dan testimonio de esto?
-¿Dónde están aquellos movimientos laicales que eran fuerza y fuego de nuestra Iglesia, movimientos activos, vibrantes con el celo por el Evangelio?
-¿Dónde está aquel Movimiento Familiar Cristiano, tan necesario ahora que se tambalean nuestras familias y por ende la sociedad (Chihuahua, primer lugar en divorcios)?
-¿Dónde están los Encuentros Matrimoniales, que fortalecieron la unión de tantos esposos?
-¿Dónde está la Revisión de Vida Matrimonial, en la que compartí durante cuatro años?
-¿Dónde está la Renovación Cristiana en el Espíritu Santo, que vino a dar tanta vida a la diócesis?
-¿Dónde están los Cursillos de Cristiandad, que llevaron a tantos católicos a un encuentro personal con Cristo?
 
¿Qué sucede con nuestra Iglesia?
 
¿Es todavía fermento en la masa de este mundo materialista e individualista?
 
Tú, querido lector, ¿qué dices?
 
Querida Iglesia de Chihuahua:
 
-¿Existe realmente unidad entre nuestros sacerdotes? ¿Cuál es la causa de su situación actual?
-¿Existe en la diócesis un Plan Pastoral que sirva de guía a nuestras parroquias y comunidades y en el que participen nuestros sacerdotes y que haga que todos tengamos una meta común?
-El plan que perseguimos, ¿está acorde al Plan de Dios? ¿Es su Palabra la que nos convoca y guía?
-Al celebrar la Eucaristía, ¿somos conscientes de que participamos del Memorial de su Pasión, Muerte y Resurrección del Señor? ¿O acaso es solo el cumplimiento dominguero de una ley?
-Los Sacramentos, ¿son verdaderamente considerados por el pueblo fuente de gracia, o son simples requisitos para conseguir un papel?
 
El mundo está en tinieblas y yo me pregunto:
 
¿Somos el obispo, los sacerdotes, los religiosos y los laicos "Luz del mundo y sal de la tierra”?
 
Estos cuestionamientos me duelen y los externo con amor, temblor y valentía, pues amo a mi Iglesia y soy parte de ella.
 
Querida Iglesia de Chihuahua:
 
Dice la Palabra de Dios a través del apóstol san Juan:
 
"Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado” (Jn 17, 21).
 
 
 
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |