Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


UNA CELEBRACIÓN MUY SOLEMNE
lunes 23 de noviembre del 2009
Carlos Pérez B. pbro.
 
     Las gentes que asistieron a la celebración de la toma de posesión de nuestro nuevo obispo Constancio, el pasado jueves, han coincidido todas en que fue una celebración muy bonita. Es cierto, todos estuvimos muy contentos. Fue una celebración más que solemne: 30 obispos, más de 200 sacerdotes, unos 7 ú 8 mil fieles laicos, religiosas, seminaristas, y un buen grupo de políticos en un lugar especial.
     Sin embargo, no debemos perder la pista. En el trascurso de la celebración, me decía a cada momento: Y pensar que todo esto empezó en Galilea: con el anuncio de un mensajero divino a una humilde casa de Nazaret; con el nacimiento de un pequeño en un pesebre de Belén; con el llamado de un artesano desconocido a unos pescadores a la orilla del Lago de Cafarnaúm.
     ¡Hasta dónde hemos llegado!  Se antoja desandar el camino y volver a la sencillez del evangelio. En aquel tiempo, y en aquella divina Persona, no hubo autoridades civiles y eclesiásticas que asistieran a su unción en el río Jordán, y cuando consagró plenamente su vida en una cruz, los soldados y las autoridades romanas y judías lo asistieron pero como adversarios. Poco a poco tenemos que retomar nuestro verdadero lugar, como Iglesia y como cristianos, en este mundo.
     Ayer que escuchábamos de nuestro señor Jesucristo, Rey del universo, que su Reino no es de este mundo (Juan 18,36), debemos recordarnos también la distancia que debemos marcar con los reinados de este mundo .
     Nuestra Iglesia ha tomado conciencia, sobre todo a partir del concilio Vaticano II, de que debemos colaborar con las mejores causas de la humanidad, como la justicia, la libertad, los derechos humanos, la vida, etc., ya sea con gobiernos como con organizaciones no gubernamentales, así como con gentes de otras religiones o no creyentes. Sin embargo, debemos establecer una sana distancia sobre todo con quienes ejercen el poder en este mundo, para ser eficaces en la salvación del mundo, que es la Obra de Jesucristo.
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |