Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 
Y SE PUSO A ENSEÑAR
Domingo 29 de enero del 2012
Un comentario a Marcos 1,21-28.
Carlos Pérez Barrera, Pbro.
 
     "Llegan a Cafarnaúm. Al llegar el sábado entró en la sinagoga y se puso a enseñar”.

     Así comienza el pasaje de este domingo. La expresión "enseñar” es muy utilizada por este evangelista para describir la actividad de Jesucristo. Es la pretensión de esta comunidad evangélica, que recibamos a Jesús como a nuestro Maestro, que abramos los oídos, la mente, el corazón a su enseñanza. No lo presenta san Marcos como un ídolo al que se le daba rendir culto, que desde luego que se lo merece, pero no sin antes nutrirnos de su enseñanza, de aceptarla con fe verdadera, con entusiasmo, con admiración, como aquella gente de la sinagoga de Cafarnaúm: "quedaban asombrados de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas”. Lo correspondiente a un Maestro que enseña son unos discípulos que aprenden. Ésa es la actitud con la que se debe leer este evangelio.

     San Marcos nos va a presentar en el resto de su evangelio a Jesucristo enseñando en las sinagogas de Galilea y obrando milagros, incluso más allá de los límites de esta región. San Marcos nos dice pues que Jesucristo se puso a enseñar,  y nosotros nos preguntamos, ¿y qué les enseñaba? San Marcos nos deja aparentemente en blanco. Y ésta será una constante que nos encontremos en lo largo de su evangelio. Eso nos dice por ejemplo en 2,13: "Salió de nuevo por la orilla del mar, toda la gente acudía a él, y él les enseñaba”; en 6,6 y 6,34: "Y recorría los pueblos del contorno enseñando”; "Y al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas”. El evangelista nos ofrecerá sólo dos discursos largos, el del cap. 4 y del cap. 13, y algunas enseñanzas breves en el resto de los capítulos.

     ¿Qué nos quiere decir san Marcos con estos silencios tan frecuentes acerca de la enseñanza de Jesús? Que su enseñanza no será una enseñanza teórica, académica, de salón o de universidad. Su enseñanza es una Buena Noticia, el Reino de Dios que está cerca, el Reino que Dios ha dispuesto precisamente para esas gentes pobres de Galilea, la Buena Noticia de la inclusión de los excluidos, la Buena Noticia de la reconciliación para los pecadores, para los enfermos, los pequeños, las mujeres, los extranjeros. Jesucristo en persona será la Buena Noticia para el pueblo.

     Lo fuerte de la enseñanza de este Maestro van a ser sus milagros. En la sinagoga de Cafarnaúm Jesucristo expulsa al espíritu de la impureza, y es algo que tendrá que aprender todo el pueblo de este Maestro.
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |