Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 


 
¿CÓMO LLEGARÍA HOY JESÚS A NUESTRA CIUDAD?
Domingo de Ramos, 1 de abril del 2012
Carlos Pérez Barrera, Pbro.
 

     En este día conmemoramos la llegada de Jesucristo a la ciudad de Jerusalén, después de un tiempo de ministerio en Galilea: de proclamación de la cercanía del reinado de Dios, de hacerlo visible por medio de sus milagros como obras de la misericordia de Dios, de sus enseñanzas tan llenas de la sabiduría divina y expuestas de manera muy sencilla y popular, ministerio en medio de los pobres, los excluidos, pecadores, los más pequeños.

     La gente sencilla de Galilea lo acompañó en su entrada a Jerusalén con ramos, con su ropa tendiéndola a su paso, con palmas, con gritos de alabanza a Dios, con cánticos. No fue un recibimiento de la población de Jerusalén ni mucho menos de las autoridades judías. Su visita no era una visita de jefe de estado, como se hace hoy en día en nuestra Iglesia, que se hace acompañar de políticos y empresarios, con el saldo del distanciamiento de los pobres.

     Jesucristo entró montado en un burrito, con lo que plasmaba simbólicamente la llegada del rey y del reinado de la paz de Dios, por el camino de la humildad, del servicio, del no-poder humano. Un pobre galileo montado en un burro podría provocar la risa de los poderosos, pero nunca el temor de los pobres.

     En Jerusalén le esperaba a Jesús la agudización de sus conflictos que ya habían iniciado con los notables de los judíos, y aquí le esperaba el desenlace final de tales conflictos. Él no los había provocado, se trataba más bien de la oposición de los poderes humanos a los planes de Dios: la confrontación entre el reinado de Dios con el reinado del poder humano, de la gracia con la exclusión, del amor con el odio, de la salvación con la condenación, en fin, del choque del camino de la vida con el camino de la muerte.

     Quienes empuñamos gozosos un ramo vitoreando a nuestro rey humilde, lo hacemos porque nos hemos abierto, a pesar de nuestras debilidades y caídas, a la propuesta del reinado de Dios.

     ¿Cómo llegaría hoy Jesús a nuestra ciudad capital? ¿Quiénes son hoy sus acompañantes?

 


Copyright © 2017 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |