Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 
(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)

 
EL DIOS DE LA VIDA Y ESTE MUNDO DE MUERTE
Viernes 13 de abril del 2012
Carlos Pérez Barrera, Pbro.
 

     Precisamente cuando estábamos iniciando nuestra celebración de la Vida, el pasado sábado, con el cirio recién encendido en las manos, escuchamos unos balazos por las calles de nuestra colonia, las Quintas Carolinas. La preocupación entró en el corazón, pero las lecturas de la vigilia pascual, los salmos cantados, la bendición del agua, la aspersión de todas las personas, la consagración y distribución del pan eucarístico, las caras gozosas que contemplaba al aire libre, en nuestro terreno parroquial, cobijados sólo por el tejabán de láminas viejas, con piso de tierra, todo eso hizo que se me fuera de la mente, por el momento, aquellos truenos del principio. Al finalizar la celebración algunas personas se me acercaron para informarme: habían balaceado y ejecutado a varios jóvenes por tales y cuales calles.

     ¡Qué dolor! Este mundo que no entiende, que se resiste, con tan trágicos saldos, a entrar en los planes de vida de Dios.

     Y precisamente, en esta primera semana de pascua, la más solemne y festiva de todo el año, me vienen a pedir un funeral: ejecutaron a otro joven, de nuestras conocidas familias. Nosotros celebrando la vida nueva del Crucificado, y este mundo dándose gusto con la muerte.

 
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |