Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 


 
 
(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)

SACERDOTES, O TODOS HIJOS O TODOS ENTENADOS
Jueves 21 de junio del 2012
Carlos Pérez Barrera, Pbro.

     Todos los sacerdotes somos diferentes. Hay algunos que son muy inteligentes y muy estudiados, habemos otros que nos hemos pasado la vida en el campo y en la periferia. Hay algunos que son muy trabajadores y con muchas iniciativas, otros mucho menos. Hay algunos muy buenos, otros no tanto, y los hay hasta los francamente malos, quiz√° los menos, que provocan esc√°ndalo en los fieles laicos.

     Pero todos somos iguales en el sacramento, ninguno es menos sacerdote sacramentalmente; no hay o no debe de haber sacerdotes de primera y de segunda.

     Hace unos d√≠as me enteré de que la gratificaci√≥n que se hab√≠a otorgado a los sacerdotes por la recaudaci√≥n del diezmo hab√≠a sido mucho muy diferenciada. Antiguamente as√≠ era: cada quien percib√≠a un porcentaje de acuerdo a lo recabado en su propia parroquia. Pero en los tiempos de don Adalberto se tom√≥ el acuerdo en el presbiterio, y avalado por el mismo obispo, que la participaci√≥n ser√≠a igualitaria. ¬ŅSe est√° volviendo a pr√°cticas que pens√°bamos ya superadas? Dicen que esto se hace porque algunos no promueven el diezmo mientras que otros s√≠.

     Si ésta es la raz√≥n, francamente debemos sentirnos lastimados. Yo preguntar√≠a: los sacerdotes que est√°n en parroquias rurales o de la periferia ¬Ņson menos trabajadores que los que est√°n en parroquias econ√≥micamente altas? Respondo que estoy seguro de lo contrario, los curas que est√°n en parroquias en condiciones econ√≥micas m√°s dif√≠ciles son m√°s ap√≥stoles que los que tienen todas las comodidades. Los primeros tendr√≠an que ser mejor recompensados. Lo que hiere no es el dinero sino los criterios con que se maneja nuestra Iglesia. ¬ŅPor qué est√°s en una parroquia rural? Por un acto de obediencia, porque el obispo te dio ese destino. Pero como sacerdote eres tan igual como el que est√° en una parroquia de un sector residencial de la ciudad, y mereces las mismas atenciones que el resto de tus hermanos. La parroquia no es propiedad del sacerdote, ni mucho menos un negocio personal.

     Si a ti te toca estar en una parroquia dif√≠cil, mi coraz√≥n est√° contigo, y también el de Jes√ļs: los remito a todo el evangelio.

     S√≠ es necesario ponerle atenci√≥n al gasto de los sacerdotes, porque de esta otra cosa también estoy seguro: la pobreza genera santidad, el dinero, m√°s all√° de lo indispensable, genera perdici√≥n. ("La ra√≠z de todos los males es el af√°n de dinero, y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe y se atormentaron con muchos dolores‚ÄĚ, 1 Tim 6,10).

 

Copyright © 2017 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |