Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 


 
(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)



LE EXIGEN A LA IGLESIA MÁS ENERGÍA ANTE EL CRIMEN
Sábado 6 de octubre del 2012
Carlos Pérez Barrera, Pbro.

     Se ha celebrado en la ciudad de México un encuentro entre la Fe y la Cultura promovido por la Conferencia del Episcopado Mexicano. Estos encuentros se desarrollan a nivel Iglesia universal con el nombre de "Atrio de los Gentiles”, porque ahí en la plaza nos encontramos creyentes y no creyentes para reflexionar sobre temas que nos son comunes.

     El encuentro celebrado en la ciudad de México los días 3 y 4 de octubre, tuvieron como participantes al obispo Felipe Arizmendi, titular de la Comisión de Cultura del Episcopado, a Javier Sicilia del movimiento por la paz, Soledad Loaeza, Hugo Hiriart, Enrique Dussel, entre otros.

     Leyendo la noticia en el periódico La Jornada, porque en la página de la CEM no encuentro las ponencias, me llama la atención lo que han expresado dos de ellos. (Tomo la nota textual del mismo periódico):
 
« Soledad Loaeza, investigadora de El Colegio de México, expresó durante su participación en la mesa Diálogo que nos reconcilia: "podría haber una acción mucho más clara, mucho más directa de denuncia del crimen organizado por parte de la Iglesia católica. ¿Por qué no se recurre a la excomunión, en lugar de estarles dando la bendición?”

El filósofo y escritor Hugo Hiriart señaló: "nunca he oído a un oficiante en el sermón hablar de la catastrófica situación de México. Nunca he oído al oficiante de la misa decir en el sermón nada de la situación sangrienta y horripilante. "Nunca he oído que le digan a la pobre gente que está oyendo: ‘no secuestren a nadie, es un pecado espantoso; no vendan a los niños drogas, es otro pecado espantoso. Fíjense en lo que están haciendo, no maten a nadie, no se dejen llevar por la ilusión del dinero’.” »
     Yo por mi parte invito a todos los sacerdotes, a todos nuestros laicos a que seamos más claros y contundentes en nuestro mensaje hacia la sociedad: los seres humanos tenemos derecho a una vida digna y en paz. Es un pecado gravísimo trastornar la paz a la que Dios nos convoca. Incluso nuestra voz debe llegar a los que nos gobiernan, a los medios de comunicación, a las corporaciones policiales, al ejército, a toda la ciudadanía: pongámonos las pilas, no podemos vivir impávidos ante este ambiente de violencia y muerte como víctimas pasivas. Hagámoslo por nuestros niños y jóvenes.

Copyright © 2017 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |