Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 


 
 
SEGUIR A JESÚS NO ES HACER CARRERA
V. 31 mayo 2013
Carlos Pérez Barrera, Pbro.
     El Papa Francisco nos sigue sorprendiendo gratamente. ¿Por qué lo digo? Porque nos pone en contacto con el evangelio, que es lo nuestro, que son nuestras raíces, porque Jesucristo es el que nos ha llamado a la fe, no un personaje de la Iglesia o de la sociedad. Ponernos a la escucha de la enseñanza del Maestro es la labor de toda jerarquía eclesiástica.

     En estos días del tiempo ordinario nos ha estado tocando proclamar los pasajes del evangelio según san Marcos que nos hablan de los anuncios de la pasión de nuestro Señor (capítulos 8, 9 y 10). Jesús nos llama a seguirlo por su mismo camino, un camino que apunta hacia abajo, hacia el servicio, hacia el último lugar, hacia la entrega de sí mismo.

     El Papa está celebrando su Misa diaria en la capilla de Santa Marta, donde ha puesto su residencia. Desgraciadamente las agencias noticiosas católicas y civiles no nos ofrecen sus homilías completas, quizá porque no las consideran tan solemnes como sus encuentros con grupos o personajes a quienes dirige mensajes previamente escritos. Pero al menos nos regalan extractos sumamente representativos. Ya van varias veces que se pronuncia contra la aspiración por el poder y el afán de hacer carrera que se nota en algunos eclesiásticos. Hace días lo decía con estas palabras:
 
"Seguir a Jesús sí, pero hasta un cierto punto; seguir a Jesús como algo cultural: soy cristiano, tengo esta cultura... pero sin la exigencia del verdadero seguimiento de Jesús, la exigencia de seguir su camino. Si se sigue a Jesús como una propuesta cultural, se usa su camino para llegar más alto, para alcanzar más poder. Y la historia de la Iglesia está llena de esto, comenzando por algunos emperadores y después muchos gobernantes y muchas personas. Y también algunos -no quiero decir muchos pero sí algunos- sacerdotes, algunos obispos. Algunos dicen que son muchos... pero son algunos que piensan que seguir a Jesús es hacer carrera".
 
Las letras negritas son subrayado mío. Jesucristo nos lo enseña de esta manera:
 
Ustedes saben que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos y sus grandes las oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre ustedes, sino que el que quiera llegar a ser grande entre ustedes, será su servidor, y el que quiera ser el primero entre ustedes, será esclavo de todos, que tampoco el Hijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.  (Marcos 10,42-45).
 
     Lo que hace falta es tomar medidas más efectivas para evitar que quienes aspiran a hacer carrera queden excluidos no sólo del presbiterado o del episcopado sino hasta de un lugar en nuestra Iglesia, y que se vayan de una vez por todas al mundo de la empresa o de la política donde sí se vale buscar el puesto por encima de los demás.

 

Copyright © 2017 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |