Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 


 
 
(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)
SEGUNDA VUELTA, ¿HASTA CUÁNDO?
Miércoles 8 de junio del 2016
Carlos Pérez B., Pbro.

     Antes de las elecciones muchos temíamos que la dispersión de los electores de oposición en varios partidos y candidaturas fuera a beneficiar a los de siempre. Afortunadamente no fue así. DE todas manera, los porcentajes que obtuvieron los ganadores nos deben hacer pensar en que ya es el momento de implementar las segundas vueltas electorales, sobre todo para que la dispersión no beneficie a los que cuentan con una buena cantidad de "voto duro”, como serían los burócratas, los sindicalizados de las grandes centrales, y los habitantes de zonas rurales y de la periferia (éstos últimos nos dieron la sorpresa al arrebatarle a los políticos de la "polaca”, municipios que siempre habían sido del PRI, está el caso de Belisario Domínguez, Santa Isabel, San Francisco de Borja, etc.

     Muchos pensamos que sería muy sano una primera vuelta para que los candidatos y partidos midieran sus fuerzas electorales. Ya en la segunda vuelta se decidiría si los electores quieren a los de siempre o prefieren cambiar.

     Si vemos los resultados del PREP, no sólo en la elección de gobernador sino en muchos municipios, hubo candidatos que no alcanzaron el 50%. Yo propondría por eso que hasta a nivel municipal se contemplara la segunda vuelta. Un ejemplo: el año 98 en Ojinaga se dividió un partido en dos candidatos. Ninguno quiso ceder a pesar de que eso iba a favorecer al candidato de otro partido. Pues los resultados fueron así en números redondos: el PRI obtuvo 4 mil votos, el PAN 3 mil y la otra opción del PAN, 2 mil. De ponerse de acuerdo, uno de ellos habrá obtenido 5 mil votos. Pero con segunda vuelta no hubieran sido necesarios los acuerdos previos, porque la primera vuelta habría servido de sondeo sobre quién contaba con el apoyo electoral.

     A nivel federal ya hace mucho que es necesaria esta segunda vuelta. Zedillo, el ’94, obtuvo apenas un dudoso 50%. Fox ganó la presidencia con el 42%, Calderón con el 35%, Peña Nieto con el 38%.

Este domingo 5 de junio también hubo elecciones en Perú. Kuczynski lleva un 50.1% y Fujimori un 49.9% en segunda vuelta. ¿No nos parece que eso es muy civilizado?

Copyright © 2017 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |